Clara C.

 

“El desarrollo integral del niño es mi cerradura particular, la educación mi llave, el método Montessori mi pasión”.

Aunque nací y crecí en la isla de Menorca, llevo 14 años viviendo en la Sierra Norte de Sevilla, donde tengo mis raíces familiares y disfruto de una vida sencilla y natural, paseos por el campo y todo lo que me aporta el contacto con la naturaleza.

Siempre quise ser maestra, lo tenía claro desde pequeña, quería dedicarme a la educación, así que estudié magisterio en la especialidad de educación infantil y, al terminar la carrera, obtuve mi primer trabajo en el ámbito educativo.

Más adelante, tras varios años trabajando en una escuela infantil convencional, cursé un máster en Atención Temprana porque sentía que me faltaban recursos para poder ofrecer una adecuada atención a la diversidad del aula, a los ritmos individuales, en definitiva, más respetuosa con el desarrollo natural de cada niño/a. Desde entonces, comencé a interesarme por otros tipos de educación y así fue como descubrí Montessori. Y me enamoró. Y llegó a mi vida para quedarse.

Mi interés por esta filosofía fue creciendo cada vez más y decidí formarme con la Association Montessori Internationale como guía Montessori de Casa de Niños (3-6 años), y en ese camino conocí a la Asociación Montessori Sevilla.