Marina B.

 

Dicen que cuando encuentras tu verdadera vocación el resto del camino es disfrutar. En mi caso se hizo presente desde muy pequeña en el colegio que inventaba jugando con mis primos. A medida que fui desarrollándome como persona me reafirmé en que acompañar a los niños y niñas en su evolución y aprendizaje es lo que me hace feliz.

Tras diplomarme como maestra en educación infantil decidí continuar mi formación con idiomas, convencida de que la comunicación es la mejor herramienta de socialización y descubrimiento de capacidades. Completé parte de mi formación en Italia y Reino Unido consiguiendo las certificaciones oficiales en ambos idiomas. Me trasladé a Sevilla para cursar el Máster de Enseñanza bilingüe y consolidar de este modo mi aprendizaje. Me dedico desde hace años a la enseñanza del inglés como segunda lengua en distintos centros de Sevilla y alrededores, contando ya con una amplia experiencia, especialmente en las etapas de infantil y primaria.

Me ilusiona el proceso de aprendizaje y desarrollo Montessori que tanto aporta a los niños y a mí personalmente. Soy feliz de trabajar en un ambiente tan bello y preparado para los niños donde su orden inspira tranquilidad y paz y, sobre todo, les da seguridad y confianza. El inglés que yo puedo aportar, es una ventaja más que les ofrecemos, a una edad en la que el cerebro absorbe los sonidos extranjeros de manera natural. A través de conversación diaria, canciones, lecturas y talleres, los niños escuchan y aprenden de forma espontánea el idioma.